Yamas y Niyamas: la actitud con nosotros mismos y con los demás

Yamas y Niyamas: la actitud con nosotros mismos y con los demás

El yoga no es sólo un ejercicio físico para ganar flexibilidad y ser ágil. El yoga es una filosofía de vida, es querer ser hoy un poco mejor que ayer. Los Yamas y Niyamas forman parte de los ocho pasos o las ocho extremidades del Yoga Sutra de Patanjali, un texto clásico del yoga. Esos 8 pasos serían los siguientes: Yama, Niyama, Asana, Pranayama, Pratyahara, Dharana, Dhyana y Samadhi.

Asana y Pranayama lo practicamos mucho en nuestra práctica del yoga, pero ¿Y el resto? En este post os vamos a contar todo sobre los Yamas y Niyamas. Sobre los demás pasos os lo contaremos en otro post.

¿Qué son los Yamas y Niyamas?

Los Yamas y Niaymas podrían considerarse como pautas a seguir en nuestra vida para crear mejores relaciones con nosotros mismos y con los demás. Esto nos conduce a un estilo de vida más saludable y más feliz. Es cómo interactuamos con los demás, y cómo gestionamos los problemas que se nos presentan en la vida. Forman parte del yoga pero no se pueden practicar, es decir, tenemos que ir practicando asana y pranayama para ver en qué punto estamos.

El primer paso es ser consciente de cómo actuamos con nuestro entorno y reconocer nuestros errores, después se pueden ir introduciendo ciertos cambios para mejorar nuestro comportamiento con el mundo. Es difícil cambiar de la noche a la mañana, pero el yoga nos ayuda a ir introduciendo nuevos patrones para ir progresando poco a poco.

Como dice T.K.V. Desikachar en «El corazón del Yoga»: «El yoga no es una receta para sufrir menos, pero lo que sí puede es ofrecernos un cambio de actitud para que tengamos menos avidya (concepción errónea) y así nos liberemos más de duhkha (dolor).”

YAMAS Y NIYAMAS

Los Yamas

La actitud que tenemos hacia las personas y las cosas que se encuentran en el exterior es lo que se conoce como Yama.

Los patrones de conducta de Yamas son los siguientes:

Ahimsa: es amistad, consideración y amabilidad hacia a las personas y cosas. Y también tiene que ver con nuestras obligaciones y responsabilidades. En nuestra actitud siempre deberemos tomar una actitud considerada.

Satya: significa hablar con la verdad. No sólo es decir la verdad, también tenemos que ver cómo la decimos, sin hacer daño a nadie con ella. Si decir la verdad puede tener una consecuencia negativa es mejor no decir, pero tampoco mentir.

Asteya: es no tomar nada que no nos pertenezca. No sólo con las cosas materiales, también con las confidencias que nos cuenten los demás, no tomar ventajas de ellas.

Brahamacarya: es un movimiento de la verdad a lo esencial. Es intentar controlar los sentidos y la mente, principalmente se refiere a la abstinencia o reducción en la actividad sexual. Es controlar sus excesos de una manera que ni nos reprimamos ni nos obsesionemos. Con el acto sexual se pierda mucha energía interna.

Aparigraha: significa rechazar o no aprovecharse de la oportunidad. Es tener lo que uno necesita y no obtener ventaja de ninguna situación. Es tener lo que nos hemos ganado, si aceptamos más estaríamos explotando a alguien más, sería avaricia. Por ejemplo, aceptar un regalo de un trabajo que has realizado y ya has cobrado por ello.

YAMAS Y NIYAMAS

Los Niyamas

Los Niyamas son más íntimos que los Yamas, es la actitud que tomamos con nosotros mismos. Es mucho más que una actitud, los 5 Niyamas son los siguientes:

Sauca: es lo que tiene que ver con la limpieza, tiene aspectos externos también, por ejemplo con la limpieza corporal, estar limpios. Y la parte interior tiene que ver con la limpieza mental y la salud.

Samtosa: este Niyama hace referencia al sentimiento de estar satisfechos con lo que tenemos. A veces tener expectativas o esperamos más, y nos desilusionamos, tenemos que aceptar lo que pasa. Esto es, no quejarnos de las cosas que no nos van bien, o han ido mal, tenemos que aceptarlas y aprender de ellas.

Tapas: se refiere a la actividad de poner el cuerpo en forma y de prestar atención a lo que comemos. Con la actividad física expulsamos de nuestro cuerpo la basura. Y con la alimentación ocurre lo mismo, evitar acumular basura en nuestro cuerpo, no comer cuando no tenemos hambre por ejemplo.

Svadyaya: significa acercarse a uno mismo. Es reflexionar sobre nosotros mismos, y aprender cada vez más y progresar en nuestro análisis personal.

Ishvara Pranidhana: sería poner todas nuestras acciones ante un poder superior. Es saber que hemos hecho las cosas como mejor hemos podido y dejamos el resto al poder supremo.

 

Deja que los Yamas y Niyamas te guíen en tu vida y en tu práctica del yoga. Sin duda esto nos ayudará a querernos más, y querer a los demás sin prejuicios. Trabajar para ser la mejor versión de nosotros mismos, ser capaces de no exigirnos lo que no podemos ser o dar, y aceptar a los demás tal y como son.

Me he inspirado para escribir este artículo en el maravilloso libro «El corazón del yoga» de T.K.V. Desikachar. Un libro imprescindible si quieres profundizar más en el yoga y que aconsejo totalmente leer, a mi me ha encantado.

NAMASTE YOGIS

 

 

No Comments

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Este sitio web utiliza cookies tanto propias y de terceros para analizar sus navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra Política de Cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar